Técnicamente, la ropa interior va debajo de las prendas propiamente exteriores, de lo que deducimos que no es su naturaleza estar a la vista de todo el mundo. Sin embargo, tenemos que distinguir en tropiezos, accidentales o no, con fashion statements -declaraciones de moda.

Quiero decir, no es lo mismo llevar un pantalón que cada vez que te agaches revele, aunque sólo sea una franja, la ropa interior que estás llevando, o llevar un top de corte halter con los tirantes del sujetador asomando por los laterales que usar una prenda de lencería como pieza clave en un look de calle.

Para los vestidos o escotes halter, además, existen sujetadores/soluciones para no enseñar los tirantes laterales del sostén. Haz click aquí y descubre cómo llevar un escote halter.

Resumiendo, una cosa es llevar lencería en la calle intencionadamente y otra muy diferente es que tu ropa interior se vea cuando realmente preferirías que se mantuviese oculta. Wardobe malfunctions no, gracias. ¿Pero llevar lencería en público? Sí, me apunto, pero sólo si es posible hacerlo con estilo.